sábado, 11 de julio de 2009

Homeostasis

Homeostasis (Del griego homeo que significa "similar", y estasis, en griego στάσις, "posición", "estabilidad"). El concepto fue creado por Claude Bernard, considerado a menudo como el padre de la fisiología, y publicado en 1865.

La homeostasis es la característica de un sistema, ya sea abierto o cerrado, atribuida a un organismo vivo, ya sea éste biológico o social. Esta característica, esta tendencia al equilibrio le permite regular el ambiente interno o externo para mantener una condición estable y constante. Los múltiples ajustes dinámicos del equilibrio y los mecanismos de autorregulación hacen que la homeostasis sea posible.

En general cuando se habla de homeostasis se hace referencia a algo que sucede en el medio interno de un organismo. Es un término utilizado originalmente en biología pero luego se extendió a otras ciencias y a ciertas cuestiones técnicas.
La homeostasis y la regulación del medio interno constituyen uno de los preceptos fundamentales de la fisiología, puesto que un fallo en la homeostasis deriva en un mal funcionamiento de los diferentes órganos.

La homeostasis responde a cambios efectuados en el medio interno si hablamos de un organismo vivo y en el medio externo si hablamos de interacciones entre organismos o individuos. La homeostasis no es sinónimo de inacción o de quietud. En realidad, para que se produzca y se sostenga la homeostasis, se requiere de un trabajo permanente en el medio, debido a que todo ámbito tiene una dinámica constante y una tendencia hacia el desequilibrio. Cuando se desarma o rompe este estado de equilibrio inmediatamente se ponen en acción mecanismos diversos que tratan de restablecerlo.

En la homeostasis intervienen todos los sistemas y aparatos del organismo desde el sistema nervioso, el sistema endocrino, el aparato digestivo, el aparato respiratorio, el aparato cardiovascular, etc. Lo mismo ocurre cuando hay rotura de homeostasis en el medio externo. Pensemos a modo de ejemplo en una manifestación popular con cierto grado de violencia. Se produjo la rotura de la homeostasis social, y rápidamente se ponen en acción distintos mecanismos que la sociedad tiene para restablecer la calma, tratando de volver al estado anterior. Recordemos, por ejemplo, lo ocurrido en Argentina en Diciembre de 2001.

Homeostasis psicológica

El término fue introducido por W. B. Cannon en 1932, designa la tendencia general de todo organismo al restablecimiento del equilibrio interno cada vez que éste es alterado. Estos desequilibrios internos, que pueden darse tanto en el plano fisiológico como en el psicológico, se producen por un daño puntual o por una necesidad. De esta manera, la vida de un organismo puede definirse como la búsqueda constante de equilibrio entre sus necesidades y su satisfacción. Toda acción tendiente a la búsqueda de ese equilibrio es, en sentido estricto, una conducta. Lo que nos lleva a pensar en ésta como el despliegue necesario para lograr nuevamente la homeostasis, ya sea interna o externa.

Si bien es cierto que todo organismo tiende a la homeostasis es importante reflexionar acerca de que, para cambiar, crecer, evolucionar, modificar, etc. es fundamental romper dicha homeostasis, es decir, tener o pasar por una crisis. Las crisis permiten que aparezca la posibilidad del cambio. Recordemos el ideograma chino de crisis: peligro y oportunidad oculta.

3 comentarios:

  1. que aburrido pero necesario.

    ResponderEliminar
  2. En lo personal me parecio interesante.

    ResponderEliminar
  3. Me parece algo IMPORTANTISIMO de entender y aprender para la evolución personal en cualquier aspecto, campo, área, etc. Aprendí este concepto en artículos de educación física, refiriendosé a ejercicios físicos y hábitos, pero veo que es algo mucho mas profundo de lo que pensé.
    Se me vino a la mente el Yin y el Yang oriental antes de leer este artículo. Muy bueno por cierto

    ResponderEliminar